El Cardenal sobre mi amiga – A Valeria le encantaba invitarme a su casa, se encarino tanto conmigo…

El Cardenal sobre mi amiga – A Valeria le encantaba invitarme a su casa, se encarino tanto conmigo…

Descripcion de El papa de mi amiga.

A Valeria le encantaba invitarme a su residencia, se encarino tanto conmigo, podria declarar que me consideraba igual que una hermana, asi­ como aunque nunca me lo ha proverbio su tratamiento hacia mi seri­a como el sobre la hermana, con la que comparti casi todo cosa excepto sus novios. Le encantaba que yo la aconsejara y no ha transpirado la consolara en esos instantes en que rompia con cualquier novio, Ahora fuese por infidelidad, desamor o que se yo.

Nos hicimos amigas en la universidad y cada tanto lapso me invitaba a quedarme a yacer en residencia de sus padres, es una mujer excesivamente ci?modo No obstante nunca siempre la complacia. En ocasiones me inventaba la justificacion Con El Fin De no ir. Si por la novia exteriormente, me habria ofrecido un dormitorio y no ha transpirado de este modo lograr tenerme a cualquier hora del fecha. A mi tambien me agrada, ha sido una gran amiga.

Actualmente esta felizmente casada, posee un nino sobre 3 anos de vida de perduracion y no ha transpirado reside en su casa misma, lejos de sus padres, bastante pocas veces nos comunicamos Con El Fin De vernos o ni hablar por telefono, la trato se ha visto afectada por su casamiento, esas cosas pasan y las digiero con normalidad.

Lo que no sabe Valeria seri­a lo que hice con su papa; me lo cogi, no una ni 2 ni tres, varias veces.

Cuando visitaba a Valeria asi­ como pasaba pieza de la noche con la novia era su padre el que me iba a llevar en su camioneta a mi apartamento, Valeria nos acompano unico las primeras veces.

Soy extremadamente coqueta, No obstante por encima sobre eso soy excesivamente cuidadosa desplazandolo hacia el pelo discreta, mismamente que cuando decidi que me iba an agarrar al papa de Valeria estudie bien las maneras sobre manera que la novia nunca sospechara en lo absoluto, no queria perderla como amiga.

Sin embargo el papa era un papasote asi­ como cuando note que sobre vez en cuando me echaba unas miraditas nunca dude. Ibamos a coger, unicamente habia que arreglar el itinerario.

No pensareis que paso todo de la noche a la manana o de la semana a la sub siguiente, esto no es un relato ficticio sobre las tantos que abundan en la internet, esto es destreza real asi­ como me tomo diversos dias conseguir mi cometido.

Cuando llegaba a residencia sobre Valeria y no ha transpirado me recibia su papa sobre inmediato entablabamos una charla, sobre lo que afuera, lo unico que me importaba era que el descifrara mi inspeccion, que poco an escaso me afuera deseando no obstante supiera que estaba mal, si bien al principio intentara sacarse de la pensamiento esa loca idea sobre imaginar que podia cogerme.

En cada recien estrenada cita a esa residencia, me aseguraba de que el senor Gabriel, mismamente se llama, entendiera la cosa me interesaba.

A Valeria en ningun le paso por la comienzo que su pater y yo terminariamos en un amorio, se que el Sr Gabriel tampoco le contaria en la conexion que tendriamos, la contacto basada en lo sexual desplazandolo hacia el pelo solo que eso.

La senora Nancy, mama sobre Valeria, tampoco sospecho ninguna cosa. Siempre que visitaba a mi amiga, la senora Nancy veia la novela wooplus gratis, era la adicta a la TV, pocas veces me saludaba, creo que era una cosa timida o quiza nunca le caia bien, ademas, Valeria me arrastraba sobre inmediato a su habitacion, En Caso De Que tenia deseo era ella quien iba a la cocina an encontrar sobre consumir Con El Fin De ambas.

Hubo situaciones en las que el Sr Gabriel me llevaba y me traia, pero nunca fue invariablemente mismamente, supongo que para disimular su atraccion por mi. El primer conmemoracion que Valeria me dijo que su papa pasaria a por mi sospeche que Don Gabriel queria jugar aunque supiera que estaria jugando con fuego.

En el recorrido tanto de ida como sobre reves a morada hablabamos con libertad desplazandolo hacia el pelo con el ocurrir sobre los dias las conversaciones se hacian mas interesantes, sabeis a que me refiero.

Don Gabriel se acostumbro a halagarme cada ocasion que me subia a su camioneta, a regalarme cosas, pero pidiendome que no dijera nada a Valeria y no ha transpirado menos a su esposa; yo le sonreia asegurandole que guardaria el reserva sobre las pormenores hacia mi.

Pasados diversos dias Ahora hablabamos sobre mis novios y cosas mas personales, yo le decia que era un varon guapo a pesar sobre las 44, 23 anos de vida mas que yo de la ocasion .

Un mes exacto sobre visitas a la vivienda de Valeria cada 2 o tres veces por semana, esa noche en la cual justamente se cumplia el mes, antes de bajarme sobre su camioneta me despedi con un contacto en la mejilla. Ese beso debio descontrolarlo porque senti que roce la comisura sobre sus labios.

Confieso que esa noche mis consoladores disfrutaron sobre mi; me masturbe pensando en que ese varon me hacia suya, un cuarenton, 23 anos gran que yo.

Bajito, barbudo, de ojos verdosos, sonrisa cordial y no ha transpirado tierna, brazos velludos y no ha transpirado que usaba un perfume que me enloquecia cada oportunidad que me montaba en su camioneta.

Dias despues, el cumpleanos de Valeria, pocos presentes, las mas cercanos, primos, tios, amistades de la universidad asi­ como yo. Eran las 02.00 desplazandolo hacia el pelo todavia compartiamos pasapalos y bebiamos un escaso de licor, cosa que nunca hizo el Sr. Gabriel, sabiendo que en poquito lapso tenia que llevarme al apartamento.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *